Blog*

Qué CMS elegir para mi tienda online

Equipo Wadios

0 comentarios
Comparte en:
Post kb

Si has llegado hasta aquí, es porque andas dándole vueltas a esto de vender online, y no tienes muy claro cuál es la tecnología más adecuada para ello. 

Hay demasiada oferta y demasiada información, ¿cómo saber qué es lo que más te conviene?

Tranquilo, es más sencillo de lo que parece.

Antes de comenzar a detallar los pros y contras de cada herramienta, te recomendamos que si esta es tu primera tienda online o has decidido diversificar tu cartera de negocios con una tienda nueva, analices la posibilidad de comprar una tienda online que ya esté en funcionamiento.

Quizá esta opción sea bastante desconocida aún en nuestro país, pero en el resto de Europa y Estados Unidos, es una de las principales opciones a tener en cuenta y el mercado de compra y venta de negocios online es bastante amplio, profesional y con buenísimos resultados.

¿Y por qué replantearse adquirir una tienda online que ya está en funcionamiento? Estos son algunos de los motivos:

- Presenta antigüedad, por lo que ya tiene cierta autoridad en Google.

- Ya tiene contenido, por lo tanto muchos backlinks, que le ayudarán a posicionarse en los buscadores. En este punto habría que analizar en concreto y con esa web la estrategia de marketing que lleva desarrollada así como su optimización SEO.

- Tiene una reputación online. Y aquí partimos de que sea buena. Es decir, habrá comentarios y valoraciones en blogs especializados o en empresas de confianza online en los que puntuaran la atención al cliente recibida, pre y post venta, así como la calidad de los productos y relación calidad-precio. Cuanto más positiva mucho mejor, partes de mucho trabajo realizado: ganarte la confianza de los consumidores.

- Desarrollo web realizado y testado con el público. Te libras del tedioso paso de hacer, deshacer, probar, cambiar, y volver a repetir. Esta parte suele costar bastante tiempo y como dependes de un tercero, el desarrollador web, pues para los no expertos suele ser muy tediosa.

- Base de datos de clientes. Si esa tienda está en funcionamiento es que vende, es decir, que tiene clientes, y si ya tiene clientes, no es como salir a la calle en modo puerta fría para vender y captar tráfico. Ya partes con una base, y eso da muchísima tranquilidad.

- Negociación con proveedores y fabricantes ya firmada, de tal forma que no empiezas desde cero, sino que sólo es sentarte frente al ordenador presentarte, y ponerte al día de los detalles en su sistema de gestión.

Y un sinfín de motivos más, que daría para un artículo sólo para ello, y que seguramente más adelante tratemos el tema en futuros posts. De momento, te presentamos diversas alternativas de tiendas online en venta y que están funcionando por si te pudiera interesar alguna y que te vayas haciendo a la idea de cómo está el mercado del traspaso de negocios online en España.

Si por el contrario has decidido lanzarte a la aventura y crear una página desde cero¡Bienvenido al mundo de los CMS!

 

Para empezar es conveniente, definir esto de CMS.

CMS son las siglas de Content Management System (Sistema de Gestión de Contenido) y es una herramienta que nos permite como su propio nombre gestionar el contenido de una página web, es decir, crear, editar, publicar, almacenar y distribuir la información de tu web desde una interfaz mucho más amigable que “picar código”.

En función de tu presupuesto y conocimientos en programación te decantarás por uno o por otro.

¿Algunos ejemplos?

WooCommerce, Shopify, Magento, y PrestaShop. Siendo estos dos últimos los más utilizados.

Pero ¿cuál elegir? ¿En qué criterios debes fijarte?

  • Dimensión del catálogo. ¿Cuántos productos vas a vender? ¿Aún no lo has pensado? Es momento de que te sientes, tomes bolígrafo y papel y empieces a dar respuesta a todas estas preguntas que te plantearemos para primero focalizar tus necesidades.
  • ¿Qué tipo de productos vas a vender? ¿O incluso tu idea es prestar servicios? ¿Son físicos o digitales? Este tema es básico ya que aquí entra en juego la distribución, y si la misma la vas a externalizar, quizá la tengas que integrar. 
  • Presupuesto. Aquí ya no podemos entrar para decirte cuánto debes gastarte. Lo ideal es que veas la capacidad económica que tienes, y cuáles son las expectativas de rentabilidad que tienes con la tienda online. Transmitírselas al desarrollador web, y entre los dos ver la viabilidad de las mismas. Piensa que no es solo montarla, también hay que mantenerla, y eso se traduce en horas de trabajo.
  • Conocimientos y experiencia previa. ¿Sabes algo de tiendas online? Es importante que te informes y que hagas el esfuerzo de entender cada uno de los procesos. Así sabrás exactamente qué herramienta tienes entre manos, cuáles son las posibilidades, y el valor real de la misma.
  • ¿Cuándo la necesitas? Si es para hoy o mañana, busca algo sencillo, no te compliques. Eso sí, busca siempre dejar puertas abiertas por si de cara a futuro quisieras ampliar, que no se quede obsoleta o pequeña a la primera de cambio.

Empieza por tener claras todas estas cuestiones. Y una vez que lo tengas todo organizado en papel, comienza a visitar las páginas webs de cada una y a hablar con desarrolladores para solicitar presupuesto. Teniendo la idea básica será todo mucho más sencillo y no perderás ni un minuto de tu preciado tiempo.

 

 

Consulta
los negocios online
en venta que tenemos

Ver negocios en venta

Publica
aquí
tu web

Publicar tu anuncio de venta