Blog*

Trucos para diseñar una tienda online

Equipo Wadios

0 comentarios
Comparte en:
Post pc

Quizá el título que hemos elegido sea bastante presuntuoso “Trucos”, pero si con ello hemos conseguido captar tu atención y que entres en este post, seguro que no te sientes decepcionado.

Y decimos que trucos quizá no fuese la palabra más acertada, ya que todo aquello que mejora el diseño de una tienda online está basado en la experiencia y en el comportamiento de tu target o público objetivo. Es decir, que lo que le funciona muy bien a una página web, puede que no sea replicable en otro negocio, o que incluso le funcione con resultados contrarios, por lo que te invitamos a investigar por Internet y leer todo aquello que caiga en tus manos sobre cómo diseñar tu página web.

Una vez que lo hayas hecho, el segundo paso será dudar de todo, hasta de lo que nosotros te decimos.

Esa duda te hará preguntarte cómo funciona tu web y cómo la ven los usuarios que te visitan por lo que te ayudará a optimizarla en función de tus intereses y necesidades.

También recuerda que una página web es dinámica. Olvídate de aquellas webs que sólo eran informativas ya que entonces te perderás en los sinfines del algoritmo de Google. Ahora debes estar muy actualizado y conocer las novedades que ofrece el mercado, esto te ayudará a posicionarte mucho mejor, lo que se traduce en una mejor visibilidad de tu target, y por tanto unos mejores resultados.

Y tras estas pequeñas aclaraciones o consejos que queríamos comentarte antes de ir al meollo del asunto, te comentamos lo que hemos aprendido en nuestros años de experiencia:

1. Los colores

Los colores te ayudarán a aportar emociones al usuario, por lo que ten en cuenta la psicología del color.

Si en concreto, tu página web es corporativa, lo lógico será que respetes los colores de la empresa a lo largo de la página web. Esto ayudará mucho a que el usuario que está navegando en nuestra web se sienta parte de la organización y tenga clara la imagen de marca.

Eso sí, recuerda que cuando quieras captar la atención de algo, cambia el color drásticamente. Ahí ya no juega la estética, sino la efectividad, por lo que ten muy claro dónde sitúas los CTA en tu web y qué esperas que hagan los usuarios ahí.

2. Tipografía

Bienvenido al gran mundo de la indecisión, ¿qué tipo de letra utilizar para una web?

Pues es sencillo. No te compliques la vida. Busca una que cuadre con la imagen corporativa que quieras ofrecer en tu web. Evita fondos o backgrounds oscuros, y tipografías en colores fosforitos.

El objetivo de esta elección es que sea fácil y cómodo leer el texto que insertes en cada espacio, por lo que sólo tendrás que pensar en qué tono escribes. Si es más formal o sin embargo más coloquial.

Intenta huir de la Comic Sans, ya que quizá con un Arial, Calibri o Times New Roman tengas más que suficiente. O incluso opta por descargar una personalizada más allá de los paquetes prediseñados.

La Helvetica es la más utilizada en cartelería, ¿sabes por qué? Porque es la que mejor se ve desde la distancia, y desde cualquier ángulo.

3. Responsive

Una web adaptada a dispositivos móviles es un must hoy en día. Así que si aún no la tienes, ponte las pilas ya mismo.

Las imágenes e iconos grandes suelen hacer una navegación muy intuitiva. Piensa en hacer que el usuario entre y salga de cada página de forma fácil, si es así, pasará mucho más tiempo en tu web y habrá más probabilidades que termine por hacer una conversión.

4. ¿Cuál es tu objetivo?

Genial, tienes una web porque todo el mundo la tiene, y si no estás en Internet es como si no existieras.

Sí, este argumento lo hemos oído en multitud de ocasiones, pero, ¿y qué quieres contar en la web?

No hay peor estrategia para una empresa que proporcionarle una herramienta de comunicación con compradores potenciales y que no sepan qué hacer con ella ni cómo utilizarla.

¿Vender?

¿Servicio técnico?

¿Informativa?

¿Atención al cliente?

¿Blog?

Extranet para proveedores y clientes

Opciones hay muchas, pero las que elijas son las que de verdad vayas a poder atender, ya que si prometes una cosa en Internet debes cumplirla. No es que te obligue la ley, sino que la competencia está más cerca que nunca, más de lo que piensas, a un solo clic.

5. La moda es importante

Ahora se llevan las webs verticales y no tanto los horizontales.

Ya no hay 20 imágenes en el slider de la Home, y se suele simplificar mucho el contenido para centrar el posicionamiento en la estrategia SEO del blog, ¿esto implica qué es la mejor opción? Pues no. Tal y como te decíamos al principio, no hay verdades universales en esto del diseño, por lo que trata de ver qué está haciendo la gente de tu sector, y si te gusta o te sientes cómodo. A partir de ahí imita al éxitoso por si puedes aprovecharte de su rebufo, o sé creativo e innova. En los extremos están las oportunidades, así que aprovéchalo.

 

Consulta
los negocios online
en venta que tenemos

Ver negocios en venta

Publica
aquí
tu web

Publicar tu anuncio de venta